jueves, 16 de junio de 2016

En el jardín



Tu alianza en el jardín y sus anchos portales,
sombra laboriosa que eructa la araña
donde Virgilio atisbó la luz
y se afanaba enseñando estrellas.
Jardín que se contempla desde el balcón
mientras la brisa queda quieta
como silencio de terciopelo
como un punto acariciando tus labios
junto al suave aliento que exhala tu nariz.
Mana de la cascada de tus ojos
una lluvia de praderas
donde los días sueñan en las noches
y las noches en los días.
!Asómate al jardín!
En el surco de la tierra, el reflejo triunfante.
Cielos comprimidos, calistenias de la rosa
semejante reciben el mandato de tu mirada.
Cuando nuestras manos se entrelazan
sentimos la misma sensación
de estar en el jardín de anchos portales
y quemamos el amor en aguda lucidez.
Ivette Mendoza