miércoles, 6 de julio de 2016

Brillaba



Brillaba suavemente por todos los jardines.
Luceros tiernos brillaban por tus vertientes,
miel cometa roja de pestañas,
cúpula vidente del mar.
Pieles rosas jadeantes,
húmedo céfiro, la límpida
tersura de nereidas en sus mejillas.
Cataratas, algas, ríos mojando
los corazones y las grutas,
alondra en el cuenco de su mirada.
Diluida, gotea, diluida
se zambulle entro los corales
por mil flores de anilina, como una letra
se taquigrafiaba en el alma.
Ivette Mendoza