viernes, 1 de julio de 2016

Espejo cambiante



Espejo cambiante, crepúsculo en la hiedra
cuerpo oscuro volatizado en el mar,
quieto viento angelical
pesa, pasa, traspasa, reposa dentro del yelmo,
toda esencia abismal,
después del agua, antes del tiempo,
primero como la piedra salada
o talvez último como la balsa
que tiende al náufrago en la ribera
y no sabe cómo enderezarse.
Ivette Mendoza