lunes, 4 de julio de 2016

Estrella de la noche



Estrella de la noche, minúscula,
brillante, transparente, amante,
como dulce peral constelado,
flequillos de seda, colgados.

Peras de abril, pechos tentadores,
sabor de tus labios, acogedores.

Cielo enamorado que se refleja
entre el manantial y los perales,
madre tierra que sobresale
bondadosa y pareja.

Corazones de almíbares y ardores,
piedra ilustre en Azores
recuerda los paraísos
que nacían entre tus manos,
atronadores.
Por allí asoma un ángel sin aviso.
Ivette Mendoza