jueves, 14 de julio de 2016

Germinando



Galardonado y germinado, el amor.
Extraña corriente la que conozco
al cerrar las ventanas
del claroscuro invernadero.
Tu me amas y me ves venir;
se riegan las cosechas baldías.
En el mismo instante eres la barca,  
con la proa prisionera ante el vendaval,
ante el vendaval , yo, prisionera  
antes de ser prisionera, el verbo elemental,
antes del verbo elemental, llena de mí.
Empeine que no halla refugio,
refugio que no halla saber,
saber que tiene las horas,
los labios, los besos, los sueños,
a punto de germinar.
Mástil sin vela en el oleaje,
vendaval de sueños que desconozco,
horas baldías, besos prisioneros,
labios galardonados,
cosechas del claroscuro
amor elemental.
Ivette Mendoza