martes, 12 de julio de 2016

La pasión




La pasión
La bahía
Y el océano de sus barcas
Y la ondina de sus quimeras
En las mareas altas Poseidón tararea
una melodía.

La pasión
Una melodía
Y su gloria más necesaria
Y la popa de su melancolía involuntaria
En la cúspide del olimpo justamente unidos
al nimbo del corazón.

La pasión
Al nimbo del corazón
Y la comprensión por su brújula aventurera
Y el amor por su exactitud de soles
En su más cercano rio acuerda con la tormenta
la ansiada espera.
Ivette Mendoza