miércoles, 3 de agosto de 2016

El portón del silencio




El portón del silencio entreabierto:
por aquí pasas la claridad del día,
y la oscuridad de la noche, cavilando.

Más acá, serías como la torre hablante
adornado de palabras, libretos y cuadernos.
Incesantes secretos paralelos del eclipse
promueven la marea, en el iris del eco
transversal o acentuado.
Pero el alivio conquistado de tu cuerpo, firme
cerrando capítulos,
luego nace un rio como estaño
Junto al estigma de la vida, 
donde nos encontramos la lluvia blanca.

Y mientras abrazamos el equilibrio, tú último
pensamiento permanece entre el margen
del margen a doble espacio, al final cansado.


Ivette Mendoza