miércoles, 17 de agosto de 2016

El pueblo




El pueblo anima, siente y exhala,
su olor de pino mojado,
aire sobre la hierba combada.

Retornable geografía del llano,
bebe la braza, no hay niebla en las calles
mudos estamos de forma extraña,
respiran los jardines, respira la luz,
relincha la luna anfibia,  cabalga,
se ciega el estanque, es amarilla la plaza,
me muerde un árbol manzano
se abre un balcón por las mañanas
y seguimos andando por sus senos altiplanos.

Ivette Mendoza