sábado, 6 de agosto de 2016

Informando




Informando la nueva ordenanza de la tierra:
Una rebelión contra las  gaviotas se desata
desde su jaula de infinito y de espacio,
el resguardo que les puso los soles del poniente;
el deseo inmutable de las aves de seguir luchando,
todo y nada en el oleaje de las noches ahorcadas.

Se quedaba el mundo sin auroras aunque todavía
latía la abundancia de los trigos de la luz a
la hora ceremonial de dos luceros.

La lucha incesante en las huestes del ensueño
la repentina posición militar de los cosmos
en la contienda, echa su primera triada de gorriones;
los fuertes bramidos que los llaman a abdicar;
la cigüeña de los nervios de acero se ha ido;
las flotas que emergen de los mares,
regresan sin poder volar a tomar su siesta.
Y en el pacífico trascendental de la brisa, paz y guerra.
Ivette Mendoza