miércoles, 7 de septiembre de 2016

Gorrión de plata





Viene del aire gorrión de plata
aire que quema topacio
en este deshielo trémulo
que lo invade un arrebato
con cien cirios imantados
al corazón.

Una partitura del viento
y una brisa feliz
conservan intacta
la pluma en el aire,
huella envejecida
donde no nos quejamos.

El amor existe
y su gracia perenne
también.
Ivette Mendoza