domingo, 2 de octubre de 2016

Pez de constelación





Pez grande de toda constelación,
Tez que se quita en su locución.
Duda obrar bajo el planeta sagrado
Suda por señas un símbolo desusado.
Letra guarida y ardida, aprisionada
Trompeta apocalíptica indignada.
Derecho, queja, poder, ciencia
Trecho por donde no pasa la conciencia,
Placentero engaño que llega primero
Del certero eclipse que  hubo en Febrero.
Vino iracundo y malvado sencillo mal
Rotundo y helado lleno todo de sal.
Conocedor del cielo y en el mar quedarse,
Alrededor de la galaxia girará al ocultarse.
Ivette Mendoza