martes, 4 de octubre de 2016

Sensibles voces



Sensibles voces, suave aroma, remota sonrisa.
Un suspiro que escapa y una caricia
que apenas se enciende.
Remembranzas que se van como la espuma
del mar mezclada con incertidumbre
y descontento.
El momento con cierto dejo de tristeza,
mi corazón de gacela, todavía sigue palpitando.
Tus ojos, tu susurro, tu aliento,  
el fuego amoroso que perdura.
Ivette Mendoza