martes, 1 de noviembre de 2016

Fosco

Fosco, fosco el rumor bronceado de tus
labios con su aroma erótico marino,
mariposa disparada hacia el espejismo
suspira sobre el espectro de las nubes,
tanto y más amor en tus caricias como
cuando el viento despeina los bucles de la luna.

Las dalias van tarareando sus deseos en la
oscuridad y se ordenan sobre un manivela
cartesiana.
De los goces estelares, el beso de la primavera,
la llama japonesa campaneando en la espuma
del delirio.

¿Por dónde se refleja lo desnudo del mar?

Alba de pasarela, carrusel ensimismado
sobre los minutos, hace tiempo quería
fallecer la noche, hace tiempo nació tu
pragmática celosía,
¿Dime si disfrutas cuándo por la noche
brota el trastornado poema?
Fosco, fosco universos de ensueños,
dulce amor dubitativo que se renueva
con las fuerzas de mil arcoíris letras
escalando el elixir de mi corazón acongojado.
Ivette Mendoza