jueves, 22 de diciembre de 2016

Habilidad del centelleo

Habilidad del centelleo
la oquedad murmura
y sangrienta prepara su creación
como follaje en el infinito.
En su fusionar respira
al taquigrafiar parábola
y fluye tridimensional lo invisible.
Contorno que mantiene progresiones
y constantes afloran.
Mata Poseidón al dragón
y en su garganta fuego
de virtual agresión
en fidelidad de luna,
rigurosa y sutil,
que titánica genial emprende
púrpura ardorosa,
soflama de la natura.
Fantasma del maleficio
asciende a la música del tenor
y en vibraciones se difunde
y centellean ritmos que palpitan
sobre el aclamado rubor de su sombra.
Don del pájaro inexistente
por su diametral esplendorosa
es arte y nobleza
hechizo de acero desmedido.
¡Oh amor en que lio me has metido!
Ha de ser y no ser la cripta que se expande.
El amor siempre fue puntual.
El amor no se agota ahora.
Ivette Mendoza