domingo, 4 de diciembre de 2016

Océanos bajo estrellas y planetas

Océanos bajo estrellas y planetas.
Eternidad claroscuro de los cielos,
de las benditas ánimas pasadizos
enclaustrados del objeto y el yelmo,
tumba de la lira libre entre maniobras
del mañana y del ayer, sin santiamén,
con tormentas de lágrimas y cansancio
y con cuernos de transparencia, oleajes.
Lluvia castiza atrapa amorío drástico,
tranquilidad del amanecer anegado,
enaguas de la mocedad astral
que cubriendo el orbe con parsimonia,
lastimó al trovador de brisa, arena y poesía
imponente y claroscuro, como los cielos.
Ivette Mendoza