miércoles, 15 de noviembre de 2017

Despierta, limón limonero

Despierta,  limón limonero,
pronto llegará tu día
de imaginar el danzar
lento de tus frutos.
Y brotarás del huerto
sagaz que te ensombrece,
y mañana, la aurora
aceptará tu alegría.
Despierta, limón limonero,
pronto llegará tu día.
Ivette Mendoza

martes, 14 de noviembre de 2017

La oscuridad le hace sombra

La oscuridad le hace sombra a la luna
como paragua olvidada
al centro de la bruma.
Y es, como decir, puntería vital
escafandra pupila
exclamación
entrega en el aire.
Danza de la luna en la hora exacta,
empequeñecida astral.
Astro sobre astro
diestro y siniestro.
 Ivette Mendoza

lunes, 13 de noviembre de 2017

No hay equipaje fútil

No hay equipaje fútil
en la primera entrada;
ni aeropuerto ni taquilla
para volar con impulso.
Sólo es sonido de avión,
tardanza; sólo apariencia.
Sólo vuelos inocentes
del tiempo entre episodios.        
Suspiros, boletos, libretos,
música y dilaciones,
corro y corro, el viento me acosa.
Maravillas de Simbad,
animadas sobre las velas
como ángeles del cielo
pilotear las ilusiones del mundo
pilotear el viaje al ocaso.
 Ivette Mendoza

domingo, 12 de noviembre de 2017

Con la mano de Hipócrates

Con la mano de Hipócrates, la aurora
activa el bisturí de la esperanza.
También así,
hay una sutura que demarca
el éter aromático de la tierra y sus sueños,
sus curativos sueños,
más expresivos
que nunca.
Ivette Mendoza

sábado, 11 de noviembre de 2017

Se humedecen tus labios

Se humedecen tus labios,
se humedece en el fondo del mar
Se vuelven arrecifes, se vuelven.
Me gustan.
Me gusta besarlos con agua del mar.
Se vuelven cristalinos, se vuelven.
Rojocristal es su voz y su silencio,
los labios del mar.
Bravas olas, pez cósmico y crepuscular,
labios que se pierden
dentro del Báltico mar,
navegan y navegan sin cesar.
Ivette Mendoza

viernes, 10 de noviembre de 2017

Somos susurros del viento

Somos susurros del viento,
cascada que calma, aliento de la tierra.
Sol que brillando se acerca
entre las riveras sutiles de la memoria
y los recuerdos más claros y perdurables.
Somos susurro de flores silvestres,
pilares y muros de pensamiento enigmático,
de amor y vigilia más allá del sempiterno horizonte,
y nuestra esencia se esparce
con una sonrisa de luna enamorada.
Ivette Mendoza



martes, 7 de noviembre de 2017

Ensamblada por murallas

Ensamblada por murallas
es fría la mirada del bronce,
dejando huellas en el suelo y
en los túneles del alma.
Qué hace el injusto corazón
guardado y por salir,
las alas son del espíritu en
los momentos más felices,
antes de tocar el aire.
Deja, deja la garra afilada,
como punzante letargo
que acorta el llanto
sin poder agonizar          
lágrimas acumuladas
van ya en picada.
Ivette Mendoza

sábado, 4 de noviembre de 2017

A su alevoso mancebo

A su alevoso mancebo
atraganta lobo cordero
con su discreta máscara,
va pastor, pastorcillo y campanero,
a su destinatario mentiroso.
El corazón y el alma
atados van de las manos
solicitándome almanaques
y mi amiga la reina
con sus tiernas florecillas
para engañarlos a ellos,
porque de alguna forma
conoce sus mañas.
Ivette Mendoza

miércoles, 1 de noviembre de 2017

La noche entre series de Fourier

La noche entre series de Fourier
y su logarítmica adición
alcanzaron para conocer
la nostalgia primordial,
ladridos de un cuentagotas,
la  tristeza de una sumatoria,
pentagrama partícipe, un ángulo,
la base o la raíz del olvido. 
Ivette Mendoza

jueves, 26 de octubre de 2017

Mi oportuno anhelo a la alegría

Mi oportuno anhelo a la alegría,
para recopilar mis sueños, protegerlos
y fecundar la sed de arcanas fiebres
y toquen con mis manos tu efluvio enternecedor.
                                   
Llamamiento del mundo, llamamiento locuaz
del látigo ;sobre una copa somnolienta se
hace valedera la esperanza, palpando
apacible imagen que refugia
ideas matrices de ideas, reteniendo
en los bordes la hambrienta luz calcárea.
Que traspasen las proas del silencio,
que añoren sus vientres de violetas.

¡Vamos a flotar en la esperanza!
deja que me establezca en su transparencia
deja que naufraguen las mentiras.
Ivette Mendoza

Sobre el subordinado azogue

Sobre el subordinado azogue desguazado
yace la perspicacia germinal del sueño;
arremetida intuitiva de la luz veteada hacia
al matinal de contemplación, sus ojos son
mundos cristalinos; simbólico corazón
que duerme, y no es de noche, duerme en el
bramido proveniente de Atlántida.

Es hoy un innoble,  artilugio de amasijos de errores
que al mirar a todas partes, nadie concurre a protegerlos. 
Construyen el amor con fragmentos de lóbregos
idealismos, con el encono marchito de tus espinas.
Ivette Mendoza



miércoles, 25 de octubre de 2017

Álamo y tesoro portal de lo masculino

Álamo y tesoro portal de lo masculino,
del afelpado ensueño de tú existencia,
antepone a mi claroscura benevolencia,
 amor sempiterno, de todo lo femenino.

Cetro de la poesía, rosa, fuego y vino
acaso hace falta un corazón tranquilo
que expresando el beso más divino,
designa ocultarlo en la isla de Milo.

Como testimonio del verso arcano,
hecha de la piel misma de lo terso,
de lo masculino y femenino, lo lozano

hoy igual que mañana, tú inmerso
en esta fe, besarás a toda astral mujer.
¡Y ábrase la puerta, rebelión de todo ser!
Ivette Mendoza

Ambrosia de ansias

Ambrosia de ansias en aroma milagroso,
rizoma inmarcesible del fruto sagrado.
Qué es el valle de un cielo imaginado
Qué es la puerta que abre a lo misterioso.

Creciste diosa en el monte sedoso
magia del sueño, la pasión y el pecado.
Es el azahar origen de lo más primoroso,
la sustancia de su tercer ojo acrisolado.

De los vivos llega el respirar del viento,
momento inevitable, memorizando
la luz que despierta la vida, iluminando.

Venus es la perfección del pensamiento,
escondida en un corazón blanco y extasiado
y cierra la herida del descorazonamiento.
Ivette Mendoza
Image may contain: 1 person

martes, 24 de octubre de 2017

La tierra abundante

La tierra abundante
qué inmensos caminos
lo lleva de polvo
mis pasos sedientos
se hunden en el valle
se pierden en la distancia
los encuentran en las ramas
quebradizas del corto verano.
Las mañanas de la vida,
que temblor en el pecho
en él vienen y palpitan
las cosas del mundo.
El geranio del otoño
se viste de escarcha,
el cielo se hace
testigo de los hechos.
La cambiante laguna
pájaro-pez sin alas
y la intimidad instantánea,
un muñeco de nieve.
La tierra abundante
qué grato momento
qué tierra tan fría
qué calma más calma
qué largo invierno.
Ivette Mendoza

lunes, 23 de octubre de 2017

Perseo del sol de las patrañas

Perseo del sol de las patrañas
¡Ay yo te digo apenas!
o me corto las venas
o me devoras con tu banana.

¿Y ahora qué?                  
Sin dolor y sin amor
mejor me quedo colgada
en el techo del corredor.

El hedor de mi hambre y sed
puede alcanzar el sol
pero si escojo colgarme en la luna
no habrá lágrima ninguna.

No es que sea yo muy exagerada
es cosa del dios Perseo
que de algo pequeño lo hace grande
o me parte en dos o le corto el glande.

 Ivette Mendoza

Penumbra atornillada a la vida

Penumbra atornillada a la vida
en pequeñas pausas
de metáforas tortuosas
trotan esperanzas
una sílfide
sueña y delira
con brillos de doncellas
y el príncipe musulmán
alegación de higos y estrellas    
ángeles y anáforas
frente al cáliz, con el vino.
Y la metrópolis
recién renovada
orgasmeada y conmutativa.       
Salamandras que despiertan
azules de nostalgias
para gobernar en el ocaso
sirenas y fracaso             
veinte de frente
dos al costado atado y final
clítoris del cardenal
cliquear lo clínico de la vida
retornar a la esencia de lo clonado.

 Ivette Mendoza

sábado, 21 de octubre de 2017

Es un cenzontle

Es un cenzontle posando en nuestros corazones
con cantos de cuna escuchados por doquier.
Es un sonsonete dulcificando los oídos
cual melodía certera en las mansiones del alma.
Tu música acompañada de metáforas
en el libre laberinto de la noche.
Es el amor que nos persigue por las  calles
de una ciudad tan grande y tan fría.
Es la estatua que describe la autóctona  historia
cual símbolo rememorado por el mundo.
Es lo soñado situado en  nuestras vidas.
Las palabras figurativas que llegaron para juntarnos.
Ivette Mendoza

viernes, 20 de octubre de 2017

Acaso los dedos

Acaso los dedos son de verdad la brisa
es entonces garantía de caer dormidos
o las cámaras rotas
alarma de ver y hacer combate.
Pelirrojos como los vikingos se vestirán
peligrosos dentro de la cinematografía.
Sed y hambre actor de compañía
revuelo indiferente.
El corazón que partí para ti
será talvez tu adicción contenta.
Huir y huir y encontrar de lejos mi existir
y telúrica a la misma vez.
El entendimiento de ser fluvial.
El tiempo que se ha ido
podrá mezclarse con locura y cordura.
La caligrafía de una joroba iracunda
quizás reciba la muerte rotunda.
Ivette Mendoza

domingo, 15 de octubre de 2017

Todo en la aurora

Todo en la aurora del comal
y toda caricia de Juana la sensual,
toda melodía de guitarra
sonora en la brizna,
canto de la chicharra.
Toda llovizna ufana
cambia en cada estación.
Todo el Solar de Monimbo
junto al Sacuanjoche.
Todo lo que es Masaya
y todo lo que es azul y blanco,
con el sonar de la marimba,
todo empieza en el corazón.
 Ivette Mendoza

miércoles, 11 de octubre de 2017

La blanca rosa

Verde ,verde la música, blanca la rosa,
del sol disperso, destellos del medio día,
universalidad rosal, sensación de vida
portadora de lo imposible, de ser hermosa.

Para siempre, doble reflexión espiritual,
movimiento claro de un sentimiento,
de un clamor tibio y de sombra tropical,
en un jardín que flamea fértil y contento.

Y ella brotó y brotó su deleitable aroma
como implícita energía suavizante
y el sol trepidante le habló en su idioma.

“Oye blanca rosa, ven conmigo cuanto antes,
ven seamos juntos, aroma y fulgor,
o una grata combinación de sagrado amor”
Ivette Mendoza

martes, 10 de octubre de 2017

Otoño frio

Otoño frio,
da paso al invierno.
Hojas secas.

Ramas mecidas.
Medito en mi balcón.
Recuerdos pasajeros;
Tiempo de caricias;
no impedirle a los hechos.
Taconeando, me alegro.

Bailando, me alegro.
Pincha una espina en el alma.
Sangre gotea.
Pensamientos dubitativos:
empieza, lluvia seminal,
cayendo en sus vidas.
Ivette Mendoza

lunes, 9 de octubre de 2017

El Manco de Lepanto

El Manco de Lepanto,
escrito sobre las heridas,
de mano literata, dramaturgo de batallas.
Expediciones navales.
Delineadas a la filosidad de sus lenguas.

Un fusil que le permitió soñar.
Ensueños de una realidad quijotesca.
Ensueños de escenarios tullidos.
De quijote valiente.
De valentía caballeresca.
Ivette Mendoza

sábado, 7 de octubre de 2017

Diagnósticos de almas ardientes

Diagnósticos de almas ardientes y persecuciones vivas.
La reina muerta, tuerta de mente va
su certeza en la morriña.
Próceres palabras acuchilladas en cirugía ascendente.
Aleccioné un reinado de asombro sin vida.
Y el cirujano valiente, y el triste paciente, indolente.
Sólo veo una herida en el alma viajando sin anestesia,
al fin de los años en cuidados intensivos con
supervisión de soles, taquicardia lunar un vez sedada,
postraumáticos ruidos, sordomudos en campos radiactivos
y me duele y mientras más rio más me duele.
Camino en los pasos del bisturí, y me rio, me duele
veo la mano de la parca, y me rio, y me duele, donde puedo.
Ivette Mendoza

viernes, 6 de octubre de 2017

Cuan sentimental el poema

Cuan sentimental el poema

Cuán sentimental el poema. Centellea, suplica, llora,
se desata como vendaval. En el torrencial aparece
una leve violín, modestamente palpita, y estrepitoso
encumbra y vigoroso enloquece
las monarquías del crepúsculo.
El estremecimiento de la música
derrumba los grandes edificios. Como espero
para que entienda el violín ; fluya la nota continua,
conquiste de verdad el mundo.                 
En las noches de melancolías
cuán sentimental el poema. 

Lo principal de la imagen y el santo

Lo principal de la imagen
y el santo
no es la muerte
digamos la salvación o las
flores benditas para el rosario.  
El fin de lo apocalíptico
es continuar un rezo
y reducir el pecado
digamos ligarlo
una disección forénsica
si elige, pecado
si elige, salvación.
Ivette Mendoza


martes, 3 de octubre de 2017

Yo, mujer feliz

Yo, mujer feliz para el viento feliz.
Para el cielo blanco y oscuro.
Mi voz de roble persistente
para la lluvia vertical,
vino royal de uvas y codorniz,
el banquete de la reina y su reinado
o la suelta capa de la oruga.
Luna de filigrana cuelga en el aire.
Desde el horizonte feliz
hacia la eterna claridad del agua.
IvetteMendoza

lunes, 2 de octubre de 2017

Hay mañanas

Hay mañanas como liebres,
que corre por nuestros corazones
y siempre turban el sentimiento
con sus dientes aguijoneados.
Las hay como tortugas,
que lentamente caminan
en lo más profundo del alma
dejando sus rastros ancestrales.
Hay mañanas como los tranvías
rápidos, repletos, indiferentes,
en el que se toca una campana
más que alarmante, adormecedora.
Y hay muchas con tarjetas plásticas,
que guardan en los bolsillos como
un alter ego hasta el anochecer.
Ivette Mendoza




domingo, 1 de octubre de 2017

De la mano celebridad y fama

De la mano celebridad y fama
alabará, que te alabo la beldad,
del rímel con su blancura,
halagará la mirada, halago finura,
donde el actor optimista,
deja su rostro sonriente,
donde quema el sol californiano,
donde la noche se escapa,
y la pantalla de neón, aloja
la estrella del instante de             
aquella imagen desnuda.
Todo lleva un niño interior,
del poeta, del vagabundo,
todo es un mundo de ensueños
para forjarse ya un escenario,
mientras llora el libreto humeante,
es famoso el actor,
que enlaza con sus premios
toda película de amor.
 Ivette Mendoza

sábado, 30 de septiembre de 2017

Ciencia acertada unificada

Ciencia acertada unificada
y teorías esotéricas.
Analogía piramidal
vértice del mutuo acuerdo
sellada y agradecida
ciencia newtoniana.
Base y altura divinizada,
mundos cartesianos
almas tridimensionales,
atracción gravitacional
y emocional.
Trazos vegetativos,
corazones moleculares,
vivencias eternizadas,
inmortalidad de la luz
amores materializados
salvación del átomo.
Peregrinación de la materia
salid, salid
solitario en círculo.
Soy algo que ya fui,
un viejo pensamiento
simple, blanco, rencarnado.
Mi amor eres tú, el
espíritu libre.
Ivette Mendoza

viernes, 29 de septiembre de 2017

Entre lo agrio y lo dulce

Entre lo agrio y lo dulce,
entre el blanco y el negro
de universos paralelos
procreo un magnetismo
que se apodera de mi razón,
corazón de luz, gradiente de agua,
en la voz centinela de tu mirada
como un aullido colosal, truena.
Y la luna, y el sol, y los agujeros
negros, los astros resplandecientes,
la beldad humana del libre
pensamiento, no nos pierde en la
niebla.
Ivette Mendoza