martes, 31 de enero de 2017

Un manantial de ambrosía,

Un manantial de ambrosía,
toca el alma y su alquimia,
elixir perpetuo en lo imposible
salva corazón divino.
Tres pruebas de amor,
tres rutas hacia lo inesperado
se detienen en la añoranza,
como un profecía líquida.
Un manantial de ambrosía,
tres pruebas de amor,
aguas de puras delicias
recobra memoria en la brisa.
Elixir perpetuo en lo imposible,
días y noches conjuran el
ritmo pluscuamperfecto,
nieve de seda tersura,
mares de oxidadas costumbres
aman a la diosa de las rosas
aman a la diosa de la hermosura
entre la luz y la penumbra.
Aguas de puras delicias
pide los labios de Venus,
tres luceros de anhelos
nombran al Olimpo mortal.
Ivette Mendoza

jueves, 26 de enero de 2017

Flores de tersas sonrisas

Flores de tersas sonrisas
apasionadas siempre,
eterna gracia
de un solo listón
que en el jardín duerme
va cantando la mañana,
sombra que desaparece
en la noche,
álamo, tiniebla y espacio,
fugacidad y susurro
dos enamorados
de morena alba
como el verano vuelven.
Ivette Mendoza

lunes, 23 de enero de 2017

Gloria límpida

Gloria límpida sobre la razón
y su espacio anclado de luz,
de día y noche llueve para ti,
si ante un silencio de estrellas
sobre la eterna tierra solitaria.
Pensamiento de puros cristales,
idea de esperanza azulada,
su sed inexpresable se arroja,
Ivette Mendoza

domingo, 22 de enero de 2017

Nuestra confianza

Nuestra confianza libera una proposición
intencional.
Nuestra confianza atrae una costumbre
nublada,
es siniestra en su rescoldo moral,
es pasiva en su desilusión a la vida.
Costumbre que profesa en la intimidad
de la nada.
Costumbre que profesa en la casualidad
del dominio.
Costumbre que profesa en la tragedia
de Dante.
El espacio y su aislamiento como el
gozo y la lealtad de un ángel hereje.
Tiembla en su generosidad casta.
Tiembla en su honestidad perversa y
tú te sacrificas en la caótica Torre de
Babel que emana de toda palabra
envenenada de ansias.
Y si no la mantienes:
lémures que en sus vidas pasadas se
abruman, todos hemos llegado hasta
aquí.
Ivette Mendoza

sábado, 21 de enero de 2017

Labra el corazón de la piedra

Labra el corazón de la piedra
lábralo como fuego en sacrifico
para el placer y el ofrecimiento
para la salvación y el entendimiento.
El amor ya no llega como cosa
incierta.
Labra la imagen del mito sagrado
labrarlo como un sueño redimido
para azotar la agonía del mundo
para salvar la alienación del
perseguido.
Hay ofrecimientos más allá de
la aurora,
¡Ah mundos de cuerpos infieles!
labrados cuerpos de cristal y hierro
como surge el tiempo bajo su
tormento.
Cómo surge de azur su levadura.
Cómo se alborota en la lejanía.
Labra la gota de la pupila turbia,
rompe sus alas de letanías
para perseverarla en la ilusión
para la ficción de su cordura.
Ivette Mendoza

jueves, 19 de enero de 2017

La imagen buscaba el perfil del autor

La imagen buscaba el perfil del autor
inventó la metáfora
puso un tatuaje en su piel
aplacó la tempestad con un grito
vistió de vino su rabia
estremeció su letargo el dolido placer
promovió un sano juramento
agua mullida sabe quién es
ensalza disgusto inesperado
primer y último sollozo del alma
horizonte alterado busca ser inteligente
el viento acecha las manos llagadas
la temperatura filamentosa del sonido
la frescura del espíritu libre abre el camino
pasaron Do-Re en el murmurar milagroso
sediento lamento de dos extremos sedosos
en la claridad el beso perverso del espíritu
me acurruca en sus brazos
lamió el manto borroso
desprendió el hilo del guardapolvo divino
el noctívago se junta entre corazón y corazón
mil ecos su canto de cuna
penetran la ternura en flores secretas
sobre labios penumbra de un largo éxodo
entre nosotros la existencia más ciega.
Ivette Mendoza

miércoles, 18 de enero de 2017

La somnolencia hierre

La somnolencia hierre
con ausencias y carencias
centro de aromadas romanas
playas frente a lo inexplorado
el torrencial asonante
moja humeante
su interior de caricias
y párpados lloviznas
felicidad de mañana helada
en sagaz deslumbramiento.
Ivette Mendoza

lunes, 16 de enero de 2017

Retratos colgados en taciturno coral

Retratos colgados en taciturno coral
sacuden agua de un vaso humoso
cien carbohidratos levadura crece
frente al incompetente rigor
de las brocas vistas de abajo
seis costillas de salvia rotas
casi confunden los pies cansados
y golpean las grises rodillas
bajo voces recogidas al instante
el cabello arrancado riéndose
los rastros de muchos guerreros
vino sagrado frigorífico
silenciosos clarinetes jinetes
dos palabras aferran dos caricias
para mi,para vos
para atrapar la alondra atónita
en latas latosas
ardorosa labor.
Ivette Mendoza

sábado, 14 de enero de 2017

Canta, grita, gime

Canta, grita, gime hasta ensordecer el sonido.
Fugaz acontecer del tiempo en labios que titilan.
Universo y luz reincorporados a dos cuerpos.
La memoria leal quizás de todos los años
para atraer más fuerza a la vida , oscura a veces.
Ser y no ser agitador de la brisa, renunciación del amor
y las palabras que ciegan ante la soledad de tu mirada.
Ivette Mendoza

viernes, 13 de enero de 2017

Cuerpo en medio del mundo

Cuerpo en medio del mundo
idea interna inexplorada
cascabeles excluidos de ruidos
silueta disuelta de hombre dormido
colmena rellena de lianas
contraseña de la última estancia
alma redimida
amor espacial
congoja
aire y fuego emocional
quietud  redoblada
creencia inmortal
báscula torpe y justa     
tu mirada mustia
imposible frivolidad
suaves alas
omega primero
alfa último
antes escalofriante
después muerte
infierno de Dante.
Ivette Mendoza

lunes, 9 de enero de 2017

En este encuentro

En este encuentro
somos desbordamiento o gemidos
y entre poemas que se imprimen,
la noche apretuja.
El camino crispa el sueño plateado,
la querella y el gesto se enarbolan en
una sola palabra.
El eco deshoja,
los ciclos se calman,
plegarias y luces lentas se funden,
en calabozos el niquelado letargo.
En este plenilunio
somos estrella o la gota de agua ignota.
Enorme marea arrastra cuerpo inerte,
entre el empalagoso recuerdo, el ojo enroscado.
Prende el siempre y divulga,
divulgación fecunda dentro del naufragio.
Átomos ante tu trébol postergado
cascabeles en mil decibeles,
el mural inquieto informando,  
tibia, tibia la orilla renace.
En este plenilunio,
nuestra tierra exacta.
Ivette Mendoza

viernes, 6 de enero de 2017

Baja la niebla

Baja la niebla
melancolía fogosa
clamor de fuego,
grita la medianoche
crepúsculos en tus ojos,
eco de laureles,
tañen las olas, tañen los días
vientre del cielo,
serpiente de tierra
luz índigo danza
canto de manantial
collares de soles
incendian placeres
razón uniforme
helechos en versos
sobre la soledad nada
del recuerdo gentil todo
cae una estrella
cae en la tierra
en la tierra
más libre que nunca
perdura que amor
locura que amar.
Ivette Mendoza

martes, 3 de enero de 2017

El eco de tu voz y tus suspiros

El eco de tu voz y tus suspiros
intrincado follaje que exploro.
Desconocida y sutil fragancia,
romance de maraca pre- colombina
estrella polar iluminando mis deseos
acurrucamiento entre la rosa mustia
oscilación de soles cibernéticos
decisión  indispensable, instintivo
sosiego y embelesamiento
canción de dudas y presentimientos,
amor, amar, te amo, recordación.
Ivette Mendoza


domingo, 1 de enero de 2017

Apetitosas algas del mar

Apetitosas algas del mar en tempestad.
Cándida tranquilidad de montaña helada.
Ramas quebradas por una frívola idea.
Años que pasan por el albor de tu mirada.
Los libros todos no siempre dicen la verdad.
Seriedad nuestra de tu solemne voz.
Al levantar jovial, la tierra amarga y justa.
Lisa superficie el alba, alma en tus ojos,
grises de estrella extinta, majadera e ideal.
Muro milanés se refleja en el espejo puntual.
Turbios los recuerdos, mancharon la penumbra.
Las horas a veces no dan el tiempo exacto.
Ivette Mendoza