martes, 31 de enero de 2017

Un manantial de ambrosía,

Un manantial de ambrosía,
toca el alma y su alquimia,
elixir perpetuo en lo imposible
salva corazón divino.
Tres pruebas de amor,
tres rutas hacia lo inesperado
se detienen en la añoranza,
como un profecía líquida.
Un manantial de ambrosía,
tres pruebas de amor,
aguas de puras delicias
recobra memoria en la brisa.
Elixir perpetuo en lo imposible,
días y noches conjuran el
ritmo pluscuamperfecto,
nieve de seda tersura,
mares de oxidadas costumbres
aman a la diosa de las rosas
aman a la diosa de la hermosura
entre la luz y la penumbra.
Aguas de puras delicias
pide los labios de Venus,
tres luceros de anhelos
nombran al Olimpo mortal.
Ivette Mendoza