sábado, 25 de febrero de 2017

La madrugada deshacía

La madrugada deshacía
manos del llamado acaso,
tú eras la noche
en el centro de los cielos.
Y soy como soy,
intocado cenzontle
pausa flagelo
monólogo
rauda mitología espiritual.
Quinta sinfonía del relámpago,
desalentado.
Espejismo sobre espejismo.
Ivette Mendoza