viernes, 31 de marzo de 2017

Ideas ideadas ideales

Ideas ideadas ideales colgadas,
deseadas antes y después de la
trémula tormenta.
Ideas ideadas ideales frente a la
realidad se presentan hipnóticas.
Criptogramas y crucigramas en su
diafanidad se escribe a la anchura
de la tristeza.                                      
Ejercito de letras del alfa y del
omega armados con fuerza yo pensaré,
yo pensaré ideas ideadas ideales
con ahínco, con cariño, con pasión
tocarán el alma, tocarán el corazón
y yo temblaré de la emoción.
Ivette Mendoza

jueves, 30 de marzo de 2017

Espacio marino sonoro

Espacio marino sonoro, himen
del silencio telúrico; ánfora
reverberante y fastidiosa en
la playa del costado universal.
Y acariciar intencional la marea
como aquella barca anclada
junto al imponente arrecife.
Perla y coral, arca aledaña que
se expande en serie juntando,
una por una, hebras de baba recién
recicladas. Peces de escamas resecas,
golpe de espuma en mi pecho húmedo
resonante al oído.
Ivette Mendoza

miércoles, 29 de marzo de 2017

Rendición de sensaciones

Rendición de sensaciones, diciendo
la verdad, convencida del espacio y el tiempo.
Entre la plegaria y la bendición
encuentro disperso el amor y él dolor en el sudario.
El cáliz que despierta las pupilas del discípulo
devorando las escamas de la serpiente en el
momento obstinado de preocupaciones.
La crujiente memoria del que reza en los
dientes no delirantes de su niñez,
es el elixir de su propia valentía.
Si hay algo aquí más enmarcado,
es su fuerza luminosa
es esa verdad doblegada a los pies
esa serie de ideas que sangran del pecho
con el escapulario enfrentando su mas
remota realidad.
Ivette Mendoza



martes, 28 de marzo de 2017

La secreta entrega del amor

La secreta entrega del amor
en trinos de mármol y suspiros
de la telúrica filosofía del sueño,
suena en el alba preconcebida.
Todo es milagro de la sinfonía,
todo anota la inicial borrasca del
minuto entre el ave de lluvia y la
neurosis del alma hasta el fondo
de su geografía vital dándole poco
a poco más vida.
Corazón que se hidrata asimismo,
corazón que se endulza transparentemente
quien lo hace latir vive eternamente.
Camelias, dolor para el desenlace,
caderas para su alumbramiento,
tú y yo al margen de este sentimiento,
y soy retoño del sinfín espontaneo
y soy agua desde tu pecho derramada.
IvetteMendoza

domingo, 26 de marzo de 2017

Surge, me circunda una blanca sonrisa

Surge, me circunda una blanca sonrisa
se apodera de mi razón,
prolífero manantial de heráldico concepto
serpentea y llora en espiral sanguinaria,
¿Quién viste mi velo de negro y blanco?
lo rojo lo ignora casi siempre,
¡Tú, elijes los gradientes que le dan vida!,
 ¡Oh mundos abstractos y tu voz que nos encierra!
espejo de luz, alucinaciones de la mañana
universos paralelos que no se distancian,
fálica expresión que nos ha ignorado,
el verbo se extingue de nuestras manos,
es el silencio que nunca perdona.
Tus caricias se deslizan tiernamente,
se deslizan, se deslizan suavemente, suavísimas.
Ivette Mendoza

sábado, 25 de marzo de 2017

Hay una oscilación

Hay una oscilación que castiga
o valida el  espectro de los cuerpos
como labios cortados por la lluvia,
como sepultar mi voz en la sombra,
como mi corazón en su lenta agonía
son distintas percepciones
de la vida detrás de la memoria.
El alba atrae otras brisas con
el impulso de mi arcilla en un
mundo de calamidades y torbellinos.
Todo se inicia en la mente.
Todo muere en la mente.
Todo con la armonía del fuego
aboliendo la esencia material de las cosas.
Ivette Mendoza

viernes, 24 de marzo de 2017

Vergeles habitados de poesías

Vergeles habitados de poesías,
reglas expuestas entre rimas
metáforas configuradas
vergeles que se ausentan
de la luna figurativa.
La asonancia abrogada
ante vergeles yuxtapuestos
que retroceden,
presencia animada susurrante
consonancia que insiste
sin ideas. Arte y amor
en la poesía tersa.
IvetteMendoza

Crepúsculos atardecidos

Crepúsculos atardecidos
que inician con valentía,
lluvias intrépidas
en unísonas alegrías.
La luna muestra sonrisas,
me da por las noches caricias.
Cadencias de rimas de brisa,
de dos almas mellizas.
Derrama luz el ánfora,
la derrama en tu piel y la mía.
Dos gotas de agua
fluyen como melodías
en crepúsculos atardecidos.
Ivette Mendoza

jueves, 23 de marzo de 2017

La oscuridad entre voces

La oscuridad entre voces
con su apetitoso paladar
llegó para hacerme saber
el sabor esencial de la vida,
palpitación de tus labios,
el fugaz placer del amor,
una aurora radiosa, un nido,
lo dulce  y amargo del olvido,
la íntima esperanza del vivir,
la magia sutil  que incita.
Ivette Mendoza



miércoles, 22 de marzo de 2017

Una gloria ufana

Una gloria ufana en una querella,
un consejo habitual ilumina doncella,
un fruto amargo, un fruto infinitesimal
así es mi destino, mi destino actual.

La nube sobre su oriflama sombría,
ondear se convierte en lucero maldito,
sinceridad es ahora una agonía
de pasión y de ocaso donde palpito.

Palidece el dolor de mis aromas,
irrompible el cristal por donde asoma,
nívea canción que pide perdón
níveo el amor sedado, real emoción.

Mimosa marcha de toda caricia,
un cisne la adorna, un cisne de brisa
y es una fresca y presuntuosa sonrisa
y es una brusca y liberada razón.
Ivette Mendoza


lunes, 20 de marzo de 2017

Frente a la blanca cúspide



Frente a la blanca cúspide
mucho se sabe de todo;
las cosas son diferentes,
sobresalto de la mente.
Lo casual sucumbe furtivo
adolorido, sin virtudes.
Fortuna de maravilla,
sin razón, umbral sórdido.
La infelicidad es siniestra
y derrama el tormento
dentro de un abismo
las ideas solo irradian
sus costados más lacerados
por garras puntiagudas.
El juramento es la palabra
reflejada en la esperanza.
Ivette Mendoza

 

sábado, 18 de marzo de 2017

Volubles mares

Volubles mares mueven
vespertinos paisajes de la vida,
lenguaje de tempestades azules
es el caprichoso anhelo necesario.
Marea pensativa rasga el contorno
de la arena, de las dunas y las lianas.
El apacible árbol clama a su favor
y su etérea verde llamarada atraen
un amor fugaz y ardiente.
Ivette Mendoza

jueves, 16 de marzo de 2017

Alma solitaria

Alma solitaria, alma de claridad despierta
recuerda recuerdos sin pretérito alguno.
Ser y ser ese candil que ilumina a pesar
del mundo que avanza y transforma.
Alma solitaria, alma incierta que va de prisa
ser y ser el caminante inesperado
ruega, ruega de día, ruega de noche,
ruega para curar la oscura quemadura.
Ivette Mendoza

martes, 14 de marzo de 2017

Pixeles infinitos

Pixeles infinitos, muchacha virtual
brisa cibernética en perfil cibernético
ventana de luz cóncava y amarga
risa fascinante, furia taciturna
en la memoria de alguien enceguecida.
Desconsuelo es el humo plateado
revalidado
yo callo entonces
calabozo, pecado y novedad
bautizan el himen sagrado.
Por el litoral del secreto fantasmal
binarios amores se disputan.
Un monitor que enlosa tus ideas.
La matriz
que nos envuelve en esta batalla.
Ivette Mendoza

lunes, 13 de marzo de 2017

Hombre de las garras

Hombre de las garras, garras matiz de la sangre,
piensa con tu alma, enamorado robador
por las noches yo te veo, te veo misterioso
para convertirte en el ladrón de este amor.
Yo te he visto garras, garras hurgando mi corazón
en un vacío de puntos, de puntos venenosos.
Veneno en mi sangre, sangre venenosa de este ladrón.
Mi corazón sangriento recuerda ya tus labios,
tus labios besan llama; labios que se encienden;
labios sin apagar; mil besos llamativos;
llamativos sin razón..
Hombre de las garras, garras matiz de la sangre,
toca violín, toca guitarra, toca el acordeón.
¿Quién se olvida de alguien que deja su sombra
venenosa como un ladrón dentro del corazón?
Ivette Mendoza

domingo, 12 de marzo de 2017

El verano no tiene queja realidad

El verano no tiene queja realidad
el verano más realidad que imaginación
más imaginación que literatura
sudor sudado roto en cantidad
palpable y conjugada descripción
encapsulado en el subconsciente
colectivo, gris, gris, gris, Tío Vivo
siete gotas redondas en redondel
siete veranos necesitando un vergel
siete monedas de Monet en su abrigo
comiéndose las uñas de castigo
ánimo, ánimo, ánimo en su detalle
total romanticismo el estallido
cae la última trompeta del cielo
cae la última trompeta en la calle
la última palabra es la última palabra
y quien lo dice y lo describe realidad
estrella estrellada en el subconsciente
colectivo, gris, gris, Tío Vivo.
Ivette Mendoza

sábado, 11 de marzo de 2017

El preclaro efluvio

El preclaro efluvio del ámbar salvaje,
cual rumbo alguno entre dicho,
más lejos donde tirita la niebla
apesarada, alucinada, equidistante
aparece la bien llamada tumba,
rechina, se tienta, se volatiza
la intensa sed de justicia.
La magra culpabilidad arrebata
el tic tac de los relojes.
El tiempo corrugado sutil,
como coctel de entendimientos.
En tu corazón no existen soles,
navegan las marmotas.
Ivette Mendoza


miércoles, 8 de marzo de 2017

Rostro pintado

Rostro pintado en duna del desierto 
Cielos pintados en hombre de arcilla 
El nuevo amanecer nos corta las venas
Venas cortadas de amor orgásmico
Fuego orgásmico, gritos de amor  
Iluminación de camino fecundado
Corazón encerado en labios pintados
Nace el reflejo de la voluntad sin voluntad 
Nace el reflejo de la voluntad sin reflejo
Voluntad voluntariosa de la hormiga
Soy tu amiga dame un abrazo 
Cinco balazos despertaron al alba 
Cinco balas de salva ahora nos salvan 
Aceleración de la vista durante el sexo
Me la paso contenta dentro del contenedor
Dientes filosos del otoño oprobioso
Felicidad en sus quince minutos de fama
Angustiada hiedra sutil en abril 
La ebriedad del cactus nos embriaga
Caminante errante en el llano de la cruz 
Rostro del ángel 
Venas orgásmicas 
Labios sin voluntad 
Grito del camino
Hormiga de otoño 
Abrazo oprobioso
Hormiga voluntariosa 
El hombre arcilla
En duna del desierto
Ivette Mendoza