sábado, 25 de marzo de 2017

Hay una oscilación

Hay una oscilación que castiga
o valida el  espectro de los cuerpos
como labios cortados por la lluvia,
como sepultar mi voz en la sombra,
como mi corazón en su lenta agonía
son distintas percepciones
de la vida detrás de la memoria.
El alba atrae otras brisas con
el impulso de mi arcilla en un
mundo de calamidades y torbellinos.
Todo se inicia en la mente.
Todo muere en la mente.
Todo con la armonía del fuego
aboliendo la esencia material de las cosas.
Ivette Mendoza