lunes, 13 de marzo de 2017

Hombre de las garras

Hombre de las garras, garras matiz de la sangre,
piensa con tu alma, enamorado robador
por las noches yo te veo, te veo misterioso
para convertirte en el ladrón de este amor.
Yo te he visto garras, garras hurgando mi corazón
en un vacío de puntos, de puntos venenosos.
Veneno en mi sangre, sangre venenosa de este ladrón.
Mi corazón sangriento recuerda ya tus labios,
tus labios besan llama; labios que se encienden;
labios sin apagar; mil besos llamativos;
llamativos sin razón..
Hombre de las garras, garras matiz de la sangre,
toca violín, toca guitarra, toca el acordeón.
¿Quién se olvida de alguien que deja su sombra
venenosa como un ladrón dentro del corazón?
Ivette Mendoza