miércoles, 29 de marzo de 2017

Rendición de sensaciones

Rendición de sensaciones, diciendo
la verdad, convencida del espacio y el tiempo.
Entre la plegaria y la bendición
encuentro disperso el amor y él dolor en el sudario.
El cáliz que despierta las pupilas del discípulo
devorando las escamas de la serpiente en el
momento obstinado de preocupaciones.
La crujiente memoria del que reza en los
dientes no delirantes de su niñez,
es el elixir de su propia valentía.
Si hay algo aquí más enmarcado,
es su fuerza luminosa
es esa verdad doblegada a los pies
esa serie de ideas que sangran del pecho
con el escapulario enfrentando su mas
remota realidad.
Ivette Mendoza