lunes, 29 de mayo de 2017

Deleite erótico



Deleite erótico y queda en que Venus
se asombra de su buena interpretación:
horas de gratitud perene como el mundo,
sublime satisfacción de toda creación
al reflexionarse silente
en el prisma de colores de la emoción humana.
Extático goce
de tocar la resonancia que hace segura la vida.
Punto de comunicación de éxtasis sin miedo
y desojar hímenes como nuestros buenos secretos,
mientras escapa de la tierra, estrepitosa y bendita.
 Ivette Mendoza