domingo, 7 de mayo de 2017

Entre mis dedos diluyo



Entre mis dedos diluyo los arrecifes del mar.
Me sumerjo en un manantial de cobalto
crecida de algas.
el delfín es la canoa de mi alma
que navega en el delirio de esta tierra
adornada de luciérnagas.
saboreo el coral melodioso
de los jardines marinos
el néctar olvidado de las estrellas
fundidas
que se vierte en los surcos del cráneo      
junto a lianas dormidas.
Ivette Mendoza