martes, 16 de mayo de 2017

Estoy ausente



¡Estoy ausente! Sol renaciente.
Saturada entraña de la serranía;
sus verdes alas, la luz contracta,
el granizo azota la sierpe de lata
 y en espasmos estériles el barco hunde;
mar de estruendo, tierra etérea
saboreando astros la sombra delata,
entre corazón y corazón todo se funde.
¡Estoy ausente! Sol renaciente
campanas suenan ya transparentes
en el antiguo mundo lumínico y constante.
Talar a la madre selva nieve, llueve
Minotauro del poeta incomprendido
mueve a serenar mi descontento.
Ivette Mendoza