viernes, 2 de junio de 2017

Malicia conocida de emboscada y caza



Malicia conocida de emboscada y caza;
burlesco amor, pasajero sin más nada;
arranque entero, perdiendo la hilaza;
aspirante trovador de la poesía vengada.

El poema nos devora en su larga travesía;
trovador trovado ingrato trovador,
como el mundo mismo venganza haría;
error colgar y deshojar siempre el amor.

La mala excusa de buena suerte padece;
llega el perdón sin esfuerzo al costado vil
que hasta la inocencia del cielo estremece.

Saber y no saber nada es más que saber
con un golpe dado entre pecho y espada;
gozar la lírica hasta gozarla y aprender.

Ivette Mendoza