domingo, 11 de junio de 2017

Seré yo



¿Seré yo el Domingo en todos tus domingos más recordados?
¿Seré yo la hostia en tus labios y ronquidos en tus sueños?
¿Seré yo el vino de esa copa que inspira desconfianza?
¿Seré yo esa gata mansa que en las noches muerde como cascabel?
¿Seré yo esa escalera donde subes a explorar un cielo de papel?
¿Seré yo la burla enmascarada en tus deshoras?
¿Seré yo el oro que emana de tu vida ciega y esclavizada?
Que me trae a la memoria que una vez hubo miel en tus
ideas, un cielo inmaculado, un Dios consagrado donde
nadie reveló, nadie y solo oí a lo lejos el canto del jilguero.
“Es tan corto el amor y largo el olvido”
Ivette Mendoza