lunes, 10 de julio de 2017

Canadá de nieve



Canadá de nieve, natural escultura
que nevada a la noche sorprende;
blanco adorno, ella, que se extiende
como un manto en su fría aurora pura.

Anhelo en el aire su belleza perdura
en el aroma del maple que desprende
pues si el arce de azúcar es su finura
su primavera hasta el corazón se extiende.

Sentimiento anglosajón de abierto suspiro
más allá de tus brazos de calor y frio
pétalos, corona, el boreal cielo que admiro.

Fortaleza de Dios llena de luz y de brillo,
en las montañas y sus lagos lleva la calma,
roja y blanca asciende hasta mi alma.
Ivette Mendoza