martes, 25 de julio de 2017

Mirada anochecida



Mirada anochecida
en lágrimas tristes y grises.
El balcón es una taza redonda
donde flotan todas tus palabras.
Tus dedos resbalándose sobre la porcelana,
una ofrenda al colgante calendario.
La mirada anochecida sale por la ventana
a convertir la hiedra en jardín.
Ojos de azúcar y café en línea recta,
sobrio el tiempo buscando un sol con los dedos
cuando su melancolía más triste, se marchita.
Ivette Mendoza