jueves, 10 de agosto de 2017

Barniz, burbuja, esmeralda

Barniz, burbuja, esmeralda,
caricia y metal
el amargo olor de un galán despierto.

Ni más ni menos el retrato
de un rostro sin forma
que nadie puede perseguir.

Barniz, burbuja y esmeralda
la roja corbata de seda:
Las blancas cortinas de la oficina
el ruido de los teclados
que saben solo a café.

Ya no reflejan amor las cuatro paredes
tan solo papeles reciclados.

Barniz, burbuja, esmeralda,
para decir verdad
solo el momento para mantenernos vivos.
 Ivette Mendoza