jueves, 17 de agosto de 2017

Murmullo de siempre



Murmullo de siempre: ultimátum
esplendor de nada: ad libitum
el incierto Gucci dorado invencible
árbol del triángulo kardashian sine die
no distingue el déficit ex abrupto.
La pregunta es la perfecta materia 
sana, sana el columpio desangrado
la censura de la academia ad valorem
la desencarnada ciruela opaca ad initio
más el vaso se derrama a posteriori.
A priori sorbo del elemento transparente
a la flor da su nacimiento y su álter ego.
Déjame teorizar a grosso modo, rumor se
esfuma con sus grandes pies.
Hormiga torturada y capturada in fraganti
pateando, gritando, jugando, llorando.
Derramé café en el sillón ciempiés ad libitum.
¡Séquelo con cuidado, liquídalo de nuevo!
Era un líquido enfermizo que comía granizo.
Aqua, aquae, lingua, linguae, libertas, libertatis. 
Ivette Mendoza