sábado, 16 de septiembre de 2017

La mañana del eclipse del sol



La mañana del eclipse del  sol
miraba su reflejo con anteojos tridimensionales.
Millones de rayos palpitaban en la oscuridad.
Confesión solar en el rostro de un niño,
blanco y puro de música resonante.
Avanzo al compás de mi melancolía,
música temblorosa de sinfonía.
La realidad pinta los sueños sonoros.
En la niebla las estrellas se esconden
en los paisajes apocalípticos de tus ojos.
Ivette Mendoza