domingo, 17 de septiembre de 2017

Quién me salva de este llanto



¡Quién me salva de este llanto!
en un mundo imaginario,
nimbo de sombras huidizas
abarca grito primitivo del calendario.

Fantasía, rendición, y miedo de
horas caídas de la nada y regresan
por calles sin coordenadas,
cual vendaval altivo y constante.

Como la coraza caliza de las ostras
se rodea el tiempo mientras la luna
envejece, una lágrima de cristal
se evapora en tus mejillas.

¡Quién me salva de este llanto!
destilando terquedad se percibe
el fulgor del torbellino, argumento
de palabras bajo el vino.
Ivette Mendoza