miércoles, 11 de octubre de 2017

La blanca rosa

Verde ,verde la música, blanca la rosa,
del sol disperso, destellos del medio día,
universalidad rosal, sensación de vida
portadora de lo imposible, de ser hermosa.

Para siempre, doble reflexión espiritual,
movimiento claro de un sentimiento,
de un clamor tibio y de sombra tropical,
en un jardín que flamea fértil y contento.

Y ella brotó y brotó su deleitable aroma
como implícita energía suavizante
y el sol trepidante le habló en su idioma.

“Oye blanca rosa, ven conmigo cuanto antes,
ven seamos juntos, aroma y fulgor,
o una grata combinación de sagrado amor”
Ivette Mendoza