martes, 7 de noviembre de 2017

Ensamblada por murallas

Ensamblada por murallas
es fría la mirada del bronce,
dejando huellas en el suelo y
en los túneles del alma.
Qué hace el injusto corazón
guardado y por salir,
las alas son del espíritu en
los momentos más felices,
antes de tocar el aire.
Deja, deja la garra afilada,
como punzante letargo
que acorta el llanto
sin poder agonizar          
lágrimas acumuladas
van ya en picada.
Ivette Mendoza