lunes, 20 de noviembre de 2017

Es lo sapiente

¡Es lo sapiente! Amar Constantino,
el teatro, el vino divino de lenguas,
la ciencia que nos da ciega evidencia.
Campeón, hasta las cúpulas grises
y cuando regresa la voz del mandato,
coloca las rosas en directrices.
La carne bajo la mélicas dianas,
algo queda después de haberse arrodillado
hasta el mes de abril, el pensamiento materializado.
Nada, nada de nada la carroza del conocimiento,
se aplica color y sabor de geranios taciturnos.
Mejor, mejora moraleja, sabiduría y contentamiento.
IvetteMendoza