domingo, 26 de noviembre de 2017

Sabores, aromas y cadencias

Sabores, aromas y cadencias mantienen
arenas grises, espuma y sal, pagodas barnices.
Como un aromatizador 
con mis castañuelas de miedo,
con sus playas Bermudas
hay felicidad de mujeres dormidas
y rompimiento de olas en vaivenes
del viento.         
En tentativo encanto y en influencia dispareja,
la gente actúa triste en un mundo alegre.
Crecen de ti doradas palmeras altas, cuando       
lee, el maestro, la filosofía de la indiferencia.
Huir y huir de tu lástima, y tropiezas
y ardes y perfumas, en los giratorios trigales
del sol.
Ivette Mendoza