sábado, 11 de noviembre de 2017

Se humedecen tus labios

Se humedecen tus labios,
se humedece en el fondo del mar
Se vuelven arrecifes, se vuelven.
Me gustan.
Me gusta besarlos con agua del mar.
Se vuelven cristalinos, se vuelven.
Rojocristal es su voz y su silencio,
los labios del mar.
Bravas olas, pez cósmico y crepuscular,
labios que se pierden
dentro del Báltico mar,
navegan y navegan sin cesar.
Ivette Mendoza