miércoles, 20 de diciembre de 2017

Ah, lánguido perfil de la vida

Ah, lánguido perfil de la vida.
El latir del alma en ti acaba,
por esta niebla gris y cohibida
o en la perfección, enajenada.

Este perfil en que en celda habita,
es sin duda, de incierto beneficio.
Solo luz, céfiro que al paso implora
con alas de pájaros ansiosos levita.

Deleite para mi alma estremecida,
para quedarme sola y cohibida
sin desviar la realidad de cada hora.

Perfil de la vida de blancas alas, 
alza vuelo en las buenas y las malas
y para acabar con todo, el mundo llora.
Ivette Mendoza