jueves, 22 de marzo de 2018

Extraño elemento

Extraño elemento que no asienta saberes.
La felicidad es el precio de bocas heridas,
si llamas al paraíso es para dejarlo madurar.
Asienta de vez en cuando: regresa a su monarquía
oscura.
Sufrir es la alternativa, tu cicuta frotando sed
hacia lo sórdido del mar, declaración del corazón,
rompimiento a las estampidas del lienzo.
Asienta de vez en cuando: demasiados saberes.
Cordura, procura, locura en la ovación
a la ilusión, desvíate del calor humano
que supura nuestro agotamiento:
elemento, extraño elemento.
Ivette Mendoza