jueves, 29 de marzo de 2018

He tecleado

He tecleado la pausa añadidura,
latido de la luz hecha ombligo,
meteoro fugaz de la hermosura
donde la preñez del amor obedece
a la ternura.
Trasnochada, levanto atavíos
en pausa del musgo a lo vacío
pausadamente transformada.
Amor de hojaldra o sierpe del descontento,
predomina con el velo roto del silencio
y estando bien tecleado queda apretujado
en el vientre de la tecla del tormento.
Majestuosidad del astro y su hermosura
gárgolas con armaduras
he tecleado la pausa para ver mi desventura.
Ivette Mendoza