viernes, 9 de marzo de 2018

Un gran estruendo de música

Un gran estruendo de música y salsa
que agita y retuerce las caderas,
unas piernas ardientes, fragua de volcán
mueve la cintura y el corazón. Arranca y arranca.
Una marimba fogosa, humosa, que se entona
por el intrincado trópico de mi adentro.
Con el batir de pinolillo, al son de los dos bolillos     
empieza la suave melodía
y se vuelve activa y dominante
para poder ablandar la aspereza del camino.
Vamos manos, pies, millas de juventud  
agita y suena a toda magnitud.
Un paso adelante, media vuelta, otro para
atrás, mientras tanto saca el llanto a borbotones
con el tambor sonoro de tus labios y de nuestras
rítmicas pasiones.
Ivette Mendoza