miércoles, 4 de abril de 2018

Con una gota de sentido

Con una gota de sentido
en una luna moribunda
por cada pájaro sol
dos morenas rollizas
vienen de la tierra enfermiza.
Fluye la inspiración inmortal
con un tercio de candor maternal
y otro tanto de amargura.
Un gemido de inocencia
aliñada con picardía gesticular.
Medio recuerdo crepuscular
en una realidad desenvainada.
Un mediodía de lluvia y amor
instantánea quietud inmóvil
en una serenata de emociones.
Una tempestad de fantasías
que al agua llega sin cesar. 
Dos ojos tan solo dos ojos
tiene tu corazón
para vislumbrar la alegría
durante toda la vida.
Ivette Mendoza