lunes, 2 de abril de 2018

Entender, poder, permitir

Entender, poder, permitir.
Una rara evidencia
de mi ser interno en armonía
protege mi caída,
concediendo alas de conciencia.
Un lucero de esplendor azul
cubre mi sima ermitaña y me columpia

en sus entrañas
entre ensueños encendidos
hacia una suave melodía.
Frente a la luna y frente al mar
una extraña evidencia
de alcanzar, existir, sonreír, andar,
ve renacer mi retorno a la ilusión,
en raudo trance de eternal cadencia.
Ivette Mendoza