domingo, 22 de abril de 2018

Luz espléndida y translucida

Luz espléndida y translucida
descubre la faz desnuda de
Eva en su paraíso;
oculta es la sombra de la
apetitosa manzana;
cenizas en la pasión del alma,
aquella fuerza que reusó vivir;
reino móvil del universo derruido,
solo lo ya dicho se estremece.
Tratamos de ignorar lo ya sentido,
a ciegas dando tropezones
bajo el peso de un beso;
pronto nacer o seguir pecando,
o mojando los pies en las aguas
del crepúsculo hasta llegar al cieno
de nuestros mundos.
Ivette Mendoza