miércoles, 30 de mayo de 2018

Me duele

Me duele hasta el alma ver como matan a los muchachos, pobres sus madres. Que triste día de las madres. Mas muertes se suman hoy.😢😢😢😢😢

Image may contain: text

La aspereza llora

La aspereza llora en la piedra del níquel
aferrada a las llamas, desalentada por la lluvia
de cuerpos zombis,
es el barro de la niebla.
La inocencia peina su cabello de cascada,
acariciando sus alas de manzana y ciruelo
y descansa en el costado de Afrodita.
De vez en cuando se reflejan lo que no son
contra lo que no deben,
desplazando el filo de la noche
por un amor de la mañana.
Ivette Mendoza
Image may contain: plant and flower

sábado, 26 de mayo de 2018

El sol impone su resplandor

El sol impone su resplandor de brisa
sensual perfume de primaveras
el regreso como un mariposa hacia la flor,
toda costumbre significa una lluvia,
una distancia registrada en el quizás
un talento erróneo de resonancia en la piedra
una cortina enferma de color de viento
del ave que escapa para posarse a la llegada.
Querer percibir la palabra imaginada y su susurro.
Querer reír dentro de una burbuja de jabón
pero la melancolía me detiene
abarcar con alas invisibles,
cuando el tiempo sabe a misterio
e imposible atarlo cabo a cabo.
Ivette Mendoza

martes, 22 de mayo de 2018

Hiel que pura no podrá ser otra

Hiel que pura no podrá ser otra hiel de amarga miel;
mal humor oscuro no es esa, más que miel, no es esa.
Mano amada el toque que la extiende y mancilla,
si aquella colmena endulzara negra hiel, o la amargura tiesa,
el alma eructara roja hiel malicia y por empalagosa quemada,
zambullidora la abeja calmara el tormento de aquél reinado.
Boyante y efectiva de polen avienta el séquito peliagudo.
Su ronronear brillara así, desollando las ranuras que perfora
el pecho hacia lo meloso; lamí porcelana y abarcando hondo, voló.
Diminuta toma animosidad que blanqueara los sentidos; hermético
de la cintura que el humo encubre, indeciso al tacto.
Ivette Mendoza



lunes, 21 de mayo de 2018

A cuesta el árbol

A cuesta el árbol del olvido
vivimos en la sombra que nos daba
en el cielo el pájaro volaba
en el mar el anochecer acontecía
con una luna de amor sonora en lo brillante
que se extendía hasta la luz vespertina
para saber de mi lo que no tuve
en el fuego que devoraba constante
tu quejido inaudible de rutina.
Se vive y recordando me da vida
se muere muriendo en la cruz
incuestionable y bien sufrida.
Camino por el dolor más inmutable,
a cuesta la rama del olvido
lo bello es extensión de lo infinito,
lo ignorado no me hace mal interpretada.
Mi voz prevalece en la tormenta,
cuando toda su razón viaja a lo desconocido
nada en la nada se toma en cuenta,
nada en la marea abismada,
porque algo queda en lo ya vivido. 
Ivette Mendoza

domingo, 20 de mayo de 2018

Viento del madroñal

Viento del madroñal
azul y blanco aroma
se ilumina un volcán
se inspira el Xolotán
tierra de Rubén Darío
victoria de la ida triunfal
que recuerda el tiempo
en un verso de gloria.
Ivette Mendoza

sábado, 19 de mayo de 2018

Habrá un nuevo sueño

Habrá un nuevo sueño
donde el invierno 
es un verano realidad,
sonreirá mi vestido
de la nieve impertinente,
irritables escarchas
alejadas de primaveras.
Por hoy ando por los parques
como una cenicienta
que todavía no ha perdido
su zapatilla,
sin abrigo perpetuo
solo con mi alma expuesta.
Ivette Mendoza


viernes, 18 de mayo de 2018

Soy una gota de agua

Soy una gota de agua,
lluvia que lleva, el aliento de la vida,
brisa que, empapada, murmura
entre los ríos de la memoria
y los suspiros de la ternura.

Soy el oleaje de mares lejanos,
santuario y sudor de la garganta del idilio,
y la comprensión más allá de tus caricias,
y nuestra emanación de cuerpos se esparce
con una sonrisa en el centro de la tierra.
Ivette Mendoza

jueves, 17 de mayo de 2018

Canasta de ensueños

Canasta de ensueños
recogiendo recuerdos
encendiendo el corazón.
Canasta de romances
renovador de ilusiones
formando versos
cantata de la vida.
Canasta de ternura
marfil de mi espíritu
te enamoraste de mí
y ni cuenta me di.
Ivette Mendoza

miércoles, 16 de mayo de 2018

Bar-yardo sumiso y de rodilla

Bar-yardo sumiso y de rodilla
para venerar a su amo
que se sienta a su orilla y
el pueblo con ojos de reclamo.
¡Oh terca sabandija!
empieza ya arreglar tu valija
pues se te acaba tu festín.
Muy cerca está tu fin
o te vas por las buenas o a pija.
De este fuego huracanado,
no hay vampiro que se salve
tu hueso, es un hueso desgastado.
Ivette Mendoza

Que se vayan

Dícese que Bar-yardo es un gran beodo


Sabemos que Bar-yardo es un gran beodo
yo lo conocí cuando era un ser palmado,
hoy es de Ortega el asesor sabelotodo,
de dormir en catre al más acaudalado.

El alma en venta a precio muy caro
en el mundo ebrio y el mundo del descaro;
su etílico aliento es al pueblo un veneno,
de dólares robados su bolsillo lleno.

Con su asesoría a Nicaragua ha estancado
en hambre, inflación y triste suerte
!Oh economía pobre, país alucinado!

Bar-yardo, el hombre más fuerte
porque con los chamucos se ha aliado,
nada te llevarás a la hora de tu muerte. 


No automatic alt text available.

martes, 15 de mayo de 2018

Cerca de mí

Cerca de mí, perímetro de la caricia humana,
senos, cosenos, tangentes de mundos pequeños,
estrepitoso sonido de la morfología
que retumba en la penumbra de lo más cercano.
En ti confió, desafío de la cruel tiranía.
Oscuro redentor sueño y trigonometría,
impresión delirante en toda la poesía,
la exigencia del pudor metafórico                                        
la empuja desterrada al viento.
¡Oh bella caligrafía!, suave expresión
en su constelación de libélula y confusión,
vive feliz en la presa-telaraña alucinada,
por nada cambia mi sendero de árbol solitario
maravillado en la ortografía.
Me atrapa un punto encendido en la vía láctea y muy
cerca de mí, tarima y ángulo de la astronomía.
Ivette Mendoza

lunes, 14 de mayo de 2018

Que espera la comunidad internacional

Que espera la comunidad internacional para actuar, para frenar tanto derramamiento de sangre contra seres indefensos. Daniel Ortega está masacrando al pueblo de NICARAGUA.
Image may contain: text
Image may contain: 1 person, text

Qué libre bandera azul y blanca

¡Qué libre bandera azul y blanca!
¡Libertad!
¡Qué amanecer, diez y nueve en Abril!
¡Libertad!
¡Qué barbarie y fanatismo rojo y negro!
¡Libertad!
¡Qué rojo y negro océano de la iniquidad!
¡Libertad!
Qué la sangre prenda la aurora en mí tierra.
¡Libertad!
Entre los madroños ya se escucha la voz.
¡Libertad!
Ivette Mendoza

domingo, 13 de mayo de 2018

Dame, amor, la rosa

¡Dame, amor!, la rosa: el clavel, el tulipán.
Las flores son imborrables recuerdos.
¡Dame, amor! Esta ilusión de rosa rosa
que huelo en tu ausencia cada instante.

! Dame, amor!, la flor que por amor no
marchita, ya que en el huerto de mi alma
su inteligencia misteriosa ha sido injertada.
¡Dame, amor!, la flor, la rosa que aparece
y brilla y retoña al seguir luchando.
¡Solo las flores viven recordando!
¡Solo las rosas viven amando!
Llevas las rosas en tus manos y su aroma
en el corazón.
Ivette Mendoza

sábado, 12 de mayo de 2018

Señor protege a ese pueblo valiente

Señor protege a ese pueblo valiente que lucha por una causa justa; derrocar

la oprobiosa dictadura Ortega-Murillo.

  

La que cuenta con ser yo

La que cuenta con ser yo
es siempre esta
la de pegajosas manos para acariciar
el pino
tecla
vastos días largas noches
no menos que tu soledad al nacer
no más en la palabra desusada
limpia
la herida del pájaro atrapado
para protegerme
de corazones desprotegidos
sostenidos por un cielo
minado de miradas
silencio
no derrama alas
árboles con amplias sonrisas
arcaico descenso de mi luna blanca
recojo para ella el símbolo
y las hojas
hermanas gloriosas
le acaban endeble inocente
lejana todavía
yo la reconozco
manta sobre mi yo
dos pies de cuenca ingrata
para sortear la medianoche
una cara dentro de otra
para la marcha triunfal
dos dedos
que intuyen recuerdos
Zeus y dios mujer
nosotros
Ivette Mendoza



Derrama venus

Derrama Venus
tu sed en mi ensueño
crecen margaritas en mi suplica
porque el girar de aureola celebra
el acontecer del todo
derrama Venus
el goce de tus pechos piedras
por mis venas iracundas
nunca escuché la música
del último vértigo
tampoco del regaño
de la mano de helechos
pero quiero del amor
la imposibilidad fecunda
de su piel bronceada
en la trama intrínseca
de los blancos nardos.
Ivette Mendoza
Image may contain: bird, sky, flower, outdoor and nature

miércoles, 9 de mayo de 2018

Aquí cayó la Chamuca

Aquí cayó la Chamuca de fondillo
llorando como un ratón
aquí el poder se le ha ido
con todo y puro en la oración.
Y allí permanece Daniel
entre chayopalos y cepillos,
y el rechazo entero de la nación,
que el averno les ponga los cuernillos.
Ivette Mendoza



viernes, 4 de mayo de 2018

La luna golpea su plenilunio

La luna golpea su plenilunio en su
punto de agua, con el martillo,
ronda y ronda los ojos tristes,
oleaje y fronda giro en jotas.
Rompecabezas, lenguaje ni muy
muy ni tan tan se agita la fragua
canela patriota al compás de
su marcha demencial empieza
rebelión de cuchillo procede
papa churro quien trajo al burro
dijo la verdad cuando repica el
martillo. Centenares de puntos
adivinan las rocas más mi magín
que ya acaba y el patíbulo subraya
al chispazo, ya toca hablantina en
lo trágico, y lo nocturno de la foca.
Ivette Mendoza