miércoles, 16 de mayo de 2018

Bar-yardo sumiso y de rodilla

Bar-yardo sumiso y de rodilla
para venerar a su amo
que se sienta a su orilla y
el pueblo con ojos de reclamo.
¡Oh terca sabandija!
empieza ya arreglar tu valija
pues se te acaba tu festín.
Muy cerca está tu fin
o te vas por las buenas o a pija.
De este fuego huracanado,
no hay vampiro que se salve
tu hueso, es un hueso desgastado.
Ivette Mendoza