martes, 19 de junio de 2018

Mujer simplemente perfumada

Mujer simplemente perfumada en
fragancia de valor, el retoño de la flor
en nombre del amor que ha conquistado
alegrías para un mundo mejor.
Como la esperanza callada del fuego que
enciende segura ante la aurora despierta.

Vuelven los días del abrazo fecundo
donde no finge el corazón ni la mente,
ni la huérfana luz que nos logra
cegar y nos hace doliente.

¡Oh mujer de eternos caminos!
fecundan tus jardines con tus hijos
fieles que liman las cadenas cuando
te encarcelan los asesinos, los hombres
crueles.

Perfuma la perfumada mujer que lleva
un tesoro, su alma de oro.
Perfuma la perfumada mujer hermosa
y valiente con su consuelo ferviente.
Ivette Mendoza